Todo lo que necesitas saber sobre la Diabetes Mellitus en perros y gatos

by - julio 13, 2023

 


Entendiendo la Diabetes Mellitus en perros y gatos: Causas, síntomas y tratamientos

¡Hola animaleros!

La Diabetes Mellitus, conocida popularmente como "la enfermedad del azúcar en la sangre", es un trastorno que afecta a perros y gatos, y se caracteriza por niveles elevados de glucosa en la sangre, lo que se conoce como hiperglucemia. En este artículo, profundizaremos en los aspectos clave de esta enfermedad, desde su definición hasta los signos clínicos, factores de riesgo y opciones de tratamiento. Acompáñanos en este viaje para comprender mejor la Diabetes Mellitus en nuestras queridas mascotas.

1. La Diabetes Mellitus: una enfermedad en equipo 


La gestión de la Diabetes Mellitus requiere una estrecha colaboración entre el veterinario y los propietarios de las mascotas. Serás el "enfermero veterinario" de tu perro o gato, ya que desempeñarás un papel fundamental en el cuidado diario, incluyendo la administración de medicamentos, control de la alimentación y seguimiento de los niveles de glucosa en sangre.

2. Causas y signos clínicos de la Diabetes Mellitus 


Los perros y gatos afectados por esta enfermedad pueden presentar varios signos clínicos que indican su presencia. La polifagia, o aumento del apetito, es común debido al déficit de energía que experimentan las células y los tejidos. Aunque comen más de lo normal, estos animales pueden perder peso debido a la incapacidad de las células para utilizar la glucosa y su dependencia de otras fuentes de energía, como las grasas. Otros signos notables incluyen la poliuria, que se manifiesta como un aumento en la producción de orina, y la polidipsia, un aumento en la sed para compensar la pérdida de líquidos.

3. Factores de riesgo y complicaciones 


Varios factores pueden predisponer a los perros y gatos a desarrollar Diabetes Mellitus. La obesidad es un factor importante, ya que el exceso de grasa puede interferir con el funcionamiento adecuado de la insulina. Una dieta rica en carbohidratos también puede desempeñar un papel en el desarrollo de la enfermedad. La inactividad física y la presencia de enfermedades concurrentes, como la pancreatitis, pueden provocar resistencia a la insulina y, en última instancia, Diabetes Mellitus. Es importante destacar que los machos tienen una mayor predisposición a la enfermedad que las hembras, y la edad también puede ser un factor, ya que se observa con mayor frecuencia en perros y gatos mayores de 6 a 7 años.

4. Opciones de tratamiento y cuidados diarios 


La cetoacidosis diabética es una complicación grave que puede ocurrir en casos de Diabetes Mellitus descontrolada. Cuando los niveles de glucosa permanecen elevados durante períodos prolongados, el hígado comienza a convertir las grasas en energía, lo que da lugar a la formación de cuerpos cetónicos. Estas sustancias afectan el equilibrio del pH sanguíneo y pueden interferir con las funciones vitales, lo que requiere hospitalización para estabilizar al animal.


El tratamiento de la Diabetes Mellitus implica el uso de insulina y una alimentación adecuada. El tipo de insulina y la dosis dependerán de las necesidades de cada animal y de la fase de la enfermedad. Es esencial mantener un control estricto de la alimentación, pesando cuidadosamente los alimentos y administrándolos en horarios regulares. Además, el ejercicio moderado juega un papel importante en el manejo de la enfermedad, ayudando a controlar los niveles de glucosa en la sangre y a mantener un peso saludable.

Concluyendo... 


La Diabetes Mellitus es una enfermedad que requiere una atención cuidadosa y constante, pero con el apoyo adecuado y la colaboración entre veterinarios y propietarios, se puede manejar de manera efectiva. Como cuidador, tu participación activa en el tratamiento y cuidado diario de tu mascota es esencial para brindarle una vida plena y saludable. Espero que este post te haya proporcionado información valiosa sobre la Diabetes Mellitus en perros y gatos, y te haya motivado a tomar medidas para garantizar el bienestar de tu fiel compañero.

¡Un abrazo!

También te puede interesar...

0 comentarios